La Filosofía: una oportunidad de crecimiento y desarrollo personal y social

Con la nueva ley de educación estatal LOMLOE ha surgido una oportunidad magnífica en la nueva asignatura de Filosofía de 4ºESO. Su estructura propicia tener un espacio privilegiado en el que poner en práctica lo que siempre pretendemos en la enseñanza: “hacer pensar” a nuestro  alumnado.

Pero, yendo al grano, ¿de qué trata esta asignatura? ¿Qué orientación le queremos dar? Primeramente, nuestra intención es que la asignatura sea un instrumento valioso para el  crecimiento y desarrollo de nuestro alumnado. Así, planteamos como objetivo fundamental la práctica rigurosa del diálogo filosófico, de una manera crítica, tolerante y empática. Con la participación en actividades dialógicas cooperativas pretendemos igualmente que se fomente en nuestro alumnado el intercambio de ideas y que vayan adentrándose en el camino de ejercer en el futuro cercano una ciudadanía activa y democrática.
 
Además de todo esto, especialmente queremos reforzar la capacidad de autoconocimiento de cada alumno y alumna. En nuestra opinión, éste es un ámbito en el que la Filosofía demuestra su potencial transformador. Para ello, se plantean a lo largo del curso una serie de reflexiones que fomenten el autoconocimiento y trabajar planteamientos vitales conscientes. En todas estas reflexiones se pondrán en juego aspectos como la influencia de la razón, las emociones y el entorno social y cultural en nuestras decisiones identitarias y de proyecto de vida.

Sin embargo, no tiene mucho sentido la transformación personal si no es para salir de uno mismo y transformar la realidad que nos rodea. Y ahí es donde introducimos en nuestro alumnado el concepto de la ética y la política. Intentamos conocer y comprender los principales debates éticos actuales a través de la investigación y el diálogo. La intención final es la de reflexionar sobre ellos, relacionándolos con los conocimientos filosóficos adquiridos. Todo esto permitirá a nuestro alumnado construir una manera de ser y estar propia en el mundo que les rodea.

Y esto es, en resumen, lo que humildemente deseamos. Porque como decía Sócrates, no podemos enseñar nada a nadie, sólo podemos hacerles pensar.


Melan Carasa y Roberto Navarro
Profesorado de Filosofía de 4ºESO.