Proyectos interdisciplinares y trabajo cooperativo

En nuestro colegio, como en nuestra sociedad, lo único constante es el cambio. Lo que hace necesario que nos adaptemos y reinventemos constantemente para dar una respuesta ajustada a las características de nuestro alumnado. Como diría San Ignacio, para adaptarnos según circunstancias de personas, tiempos y lugares.

Nuestro reto

Afrontamos el reto de formar personas que vayan a transformar el mundo. Personas conscientes, compasivas, competentes y comprometidas que marquen la diferencia. Que vivan agradecida y apasionadamente. Busquen dar lo mejor de sí mismas. Que den respuestas creativas a los retos de la vida y sean serviciales.

Es un reto muy ambicioso y, a la vez, muy ilusionante. Tras muchos años de formaciones y esfuerzo por parte del profesorado, seguimos en constante búsqueda, formación y adaptación a esta incertidumbre en la que nos movemos y crecemos.

Proyectos interdisciplinares

Desde hace ya unos años, hemos hecho una apuesta por el trabajo por proyectos. ¿El objetivo? Dotar de significatividad al aprendizaje y darle mayor protagonismo a nuestro alumnado en su proceso de aprendizaje.

 

A través de los proyectos interdisciplinares, se fusionan diversas áreas y se desarrolla un aprendizaje colaborativo, competencial y relacionado con la realidad de cada estudiante. Para que nuestro alumnado desarrolle sus competencias y fomente su interés, ha de entender el por qué y el para qué de lo que hace y estudia. A través de los proyectos, las asignaturas pierden esa compartimentación a la que estamos acostumbrados. Pasan a formar parte de un todo relacionado que interactúa para lograr un producto final.

¿Qué objetivos perseguimos con los proyectos interdisciplinares?

  • Relacionar distintas áreas de conocimiento para lograr la solución a un problema/reto.
  • Desarrollar capacidades y habilidades que puedan extrapolarse a nuevas situaciones.
  • Desarrollar el pensamiento crítico.
  • Adquirir protagonismo en el proceso de enseñanza – aprendizaje.
  • Incrementar la motivación.

Teniendo como marco de referencia el Paradigma Pedagógico Ignaciano, nuestros proyectos:

  1. Toman en cuenta el contexto y la situación personal de cada uno/a.
  2. Promueven actividades de enseñanza-aprendizaje con variedad metodológica, que se transforman en experiencia de aprendizaje.
  3. Invitan a la reflexión, de modo que nuestro alumnado pueda considerar la importancia y el significado de lo que está estudiando.
  4.  Impulsan cambios profundos en nuestro alumnado para que lleven a cabo acciones y puedan ser competentes en situaciones nuevas.
  5. Realizan una evaluación integral de todos los aspectos implicados en el proceso de aprendizaje.

Trabajo cooperativo

Durante el desarrollo de estos proyectos, impulsamos el trabajo cooperativo. Es decir, organizamos el aula en pequeños grupos para que trabajen juntos y obtengan un aprendizaje compartido. Esto hace que mejore su desarrollo competencial y el de los demás, en contraposición con el trabajo competitivo.

 

El aprendizaje cooperativo se caracteriza por desarrollar las siguientes destrezas:

 

  • Interdependencia positiva.
  • Asunción de roles de equipo.
  • Responsabilidad individual.
  • Técnicas interpersonales.
  • Evaluación (grupal y autoevaluación).

Ejemplo de cómo trabajamos los proyectos interdisciplinares

A continuación, desarrollaré un ejemplo de cómo trabajamos este tipo de proyectos. En concreto, a través del proyecto: “Bilbo, maite dugun hori!” que desarrollamos a lo largo de una evaluación en 4º de Primaria.

Trabajamos a través de pequeños retos para conocer Bilbao, sus calles, su historia, su cultura… Para ello, iniciamos el proyecto contemplando Bilbao desde Artxanda. Buscamos edificios emblemáticos, localizamos lugares conocidos, dibujamos el paisaje que está ante nuestros ojos…

 

Pasamos por distintos retos como cantar bertsos compuestos por nuestro alumnado, bailar una dantza tradicional, elaborar la biografía de una persona famosa nacida en Bilbao… y terminamos con otra excursión guiada por el Casco Viejo, poniendo como broche final la elaboración de nuestro propio folleto turístico.

 

Es un ejemplo de cómo aprender de forma experiencial. De cómo empoderarse en el aprendizaje y cómo unificar los saberes de las distintas áreas (Gizarte, Lengua, Euskara, Heziketa Fisikoa, Musika, Erlijioa) para lograr dar respuesta a cada reto gracias al trabajo cooperativo.

Ana Gayte Diego

(Jefa de Estudios de Primaria)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin